Siguenos en las redes sociales

Ayudanos a manterner Radio Gunners

10 de febrero de 2011

Adiós a Gary Moore, la rosa negra irlandesa: la conexión Guns

El pasado domingo nos dejaba para siempre Gary Moore, uno de los guitarristas más influyentes de la historia del rock (según las últimas noticias, por causas naturales). Lo que seguramente no sabe todo el mundo, es que el guitarrista, en su conflictiva historia en Thin Lizzy –con constantes idas y venidas– dejó uno de los álbumes que más marcarían al amigo Axl Rose: el célebre Black Rose: A Rock Legend.

El guitarrista lo grabó y publicó paralelamente a su obra maestra en solitario Back On The Streets en 1979, lo que da una idea de su enorme potencial creativo. Cada tema del mítico álbum es una pequeña obra de arte, ya que tanto Gary Moore como el también fallecido líder de la banda Phil Lynnot tenían la gran virtud de ser grandes contadores de historias. Los temas Waiting For An Alibi y Sarah son solo dos de los estandartes de este mítico álbum del grupo irlandés que tanto influenciarían al vocalista americano.

Es curioso comprobar la gran cantidad de paralelismos que existen entre Thin Lizzy y Guns N’ Roses, ya que la gira de Black Rose marcó una etapa en Thin Lizzy, puesto que la actitud de megaestrella de Phil Lynott terminó por cansar a Gary Moore, quien les dejó colgados en medio del tour. Además, Phil Lynott comenzó a vestir con ropas de diseño, se cortó el pelo y cedió el puesto de Moore a Midge Ure, guitarrista de Ultravox, motivado por su incipiente interés en la música electrónica (¿os suenan este par de anécdotas en el contexto Guns?). Hubo una reconciliación personal entre Gary y Phil varios años después –tras la disolución de Thin Lizzy y tres álbumes más– pero nunca volvieron a tocar juntos porque Phil falleció el 4 de Enero de 1986 tras una decadencia personal donde las drogas pudieron con él. Afortunadamente, el año anterior a la muerte de Phil grabaron un último single como Gary Moore & Phil Lynnott, Out In The Fields, considerado además como una de las mejores canciones que compusieron juntos.

Quizás habría que estudiar más a fondo las biografías y anécdotas de este par de “cracks” irlandeses para entender que, tanto influenciaron a Axl Rose (musicalmente y en actitud), que su amiga Gina Silder le regaló –como obsequio de su primer cumpleaños celebrado en Los Ángeles– el legendario tatuaje de la portada del álbum. Esperemos que la historia se repita en una posible reconciliación con Slash, pero que ninguno de los dos “imiten” nunca más a sus ídolos en los aspectos más oscuros.


Deja tu homenaje a Gary Moore en nuestro foro

No hay comentarios:

Publicar un comentario