Ayudanos a manterner Radio Gunners

4 de diciembre de 2009

Articulo escrito por Duff Mckagan


Este articulo está traducido desde el Seattle Weekly revista en la que escribe Duff Mcagan y cuenta como fué para el aquellos tiempos de mayor exito con todo el estres que aquello le provocaba.



Rock in Rio, Billy Idol, y el amor que nos tenias

Como nuestro vuelo nos llevó a algún lugar por encima de América Central, el piloto llegó a decirnos que los Estados Unidos acababan de atacar Irak en algo que el Pentágono llamada "Operación Tormenta del Desierto". Era 17 de enero 1991.

Antes de que Internet fuese de uso común, y antes de que hubiera un ordenador en casi todas las casas (como ahora), hacer espectáculos de rock en lugares lejanos como Brasil era un esfuerzo por decirlo de alguna manera exótico como mínimo. Volando todo el camino hasta allí para tocar dos noches en el Festival Rock in Rio era bastante surrealista. No teníamos ni idea de si Guns N 'Roses tenía fans en esta parte del mundo o no.

Mi primer viaje a muchas tierras extranjeras fue el resultado de la creciente popularidad de mi banda. Para la mayoría de los lugares que viajamos por vez primera, sin embargo, tuvimos una buena idea de nuestra base de aficionados por el historial bien supervisadas con los datos de ventas de cada región (sí, los artistas lo utilizan para vender discos!). En casi toda América del Sur, aunque - Registros de entonces y hasta hoy -, CD's, camisetas, y cualquier otra cosa, son todos piratas. Como resultado de ello, y sin "MySpace" o Twitter, que no teníamos ni idea de cómo muchos fans se iban a presentar a vernos.

No me gusta volar. Siempre he sido claustrofóbico. Un avión es un tubo de metal sin salida. Solía automedicarse con lo que estaba disponible. Y después de un largo viaje como este, el constante ir y venir y arrastrarme, estaba agotado. El avión aterriza, y miles de fans muy emocionados están esperando.Estoy abrumado. Ellos están encantados. Me siento como una mierda de Marte después de viajar durante tanto tiempo y alimentando mi cuerpo con sobniferos. Tengo que llegar a mi hotel para poder despejarme.

Ahora suena gracioso, Billy Idol fue un pilar para mí. No es que el lo supiera, y tampoco eramos intimos, pero yo sabía lo suficiente y sabía que él también tocaba en el Rock in Rio. A veces, incluso en mi propia banda, me sentía completamente solo y alienado. El hecho de que Billy estuviese allí me dio una sensación de solidez de alguna manera. Nunca he hablado sobre esto, y ahora parece un poco extraño y ridículo.

Si realmente podía dibujar una imagen de cómo son las cosas girando constantemente y siendo claustrofóbico y ser adorado y amado y siendo tirado y amado de nuevo tan fuerte como puedas. . . y llenando mi cuerpo con todas las cosas malas, la imagen que me haría se asemejaría a una especie de boca por las escaleras tripulado por un agente gordo de aduanas de EE.UU. Con mi nombre en letras grandes en su lista de los mas buscados listo para ser detenido. He sufrido una gradual pero constante pérdida de la cordura durante unos tres o cuatro de esos primeros años. Las cosas que son claramente locas para mí ahora son absolutamente normales, cosas rutinarias en aquel entonces.

Volver a mi punto de no saber si había fans en Brasil hasta ese momento: Parece que hemos hecho. . . y muchos. El Estadio Maracaná en Río de Janeiro es el estadio más grande del mundo, y estábamos tocando dos noches allí.

En el año anterior a estas actuaciones, por desgracia, tuvimos que reemplazar a nuestro baterista fundador, debido a problemas de intoxicación aguda de drogas.Hemos tenido que reemplazarlo para por fin poder seguir adelante con el nuevo disco y la gira. La providencia estaba con nosotros, por fin, cuando nos encontramos a Matt Sorum, quien previamente había estado tocando con The Cult. Matt es un batería infernal, y celebró la constitución y la fortaleza camino a seguir con el resto de nosotros. Estos dos espectáculos en Río de Janeiro, 175.000 por noche, fueron Matt, se estrenó como nuestro batería. Prueba de fuego. . . en esteroides.

Los primeros conciertos comenzazon con lo que se ha convertido en una historia de amor que venía de mucho tiempo atrás con mi lugar elegido en mi profesión, y América del Sur como un todo. En ese primer viaje, me di cuenta de lo que la pasión y la honestidad absoluta del fan por medio del rock allí tiene alrededor de la música y la vida en un esquema mayor.

La primera incursión allí me dejó muchos recuerdos duraderos - buenos y malos, supongo. Alucino a veces cuando la gente hace suposiciones sobre la manera fantasiosa que creen que tenía mi banda de ser en ese momento. La manera en que debimos de habernos sentido como príncipes, y que todo lo que tenía que haber sido entregado a nosotros debía ser carta blanca. Para mí, es una historia de "uno siempre quiere lo que no tiene". Es decir, en ese momento no eran amigos míos que me han intercambiado de lugar. Amigos cuya vida parecía normal y en la pista mientras que la mía parecía estar fuera de control: la presión asfixiante en mi pecho, y el carbón negro y enfermo del estómago.

Lo gracioso es: Después de haber vivido a través de todos y todas mis lecciones aprendidas duramente, la vida para mí, como para cualquier otra persona, es en realidad lo que hacemos de ella. Mi vértigo y claustrofobia todavía están conmigo. Pero ya no me poseen.

Artículo original

Traducción: Manuel Checa

Comentalo en el foro

No hay comentarios:

Publicar un comentario